miércoles, 4 de julio de 2012

La psicología se incorpora a la Unidad Militar de Emergencias de las FAS – Entrevista con el Jefe de Psicología de la UME

Rafael Blázquez
Días atrás, diversos medios de comunicación se hacían eco de la próxima incorporación de cinco psicólogos para la plantilla de reservistas voluntarios de la Unidad Militar de Emergencias (UME). Concretamente, se quiere contar con profesionales de la Psicología, junto a otras disciplinas, para la campaña de la lucha contra los incendios forestales. 
La UME es una unidad especializada de las Fuerzas Armadas (FAS), cuyo objetivo es intervenir de manera rápida y eficiente en cualquier lugar del territorio nacional en casos de emergencias de considerable envergadura. 
Infocop Online se ha interesado por el trabajo que se realiza en esta unidad y el papel que psicólogos y psicólogas pueden desempeñar en la misma, y ha entrevistado para sus lectores al Comandante psicólogo Rafael Blázquez de la Paz, Jefe de Psicología de la UME. 
El Comandante Blázquez es Psicólogo Especialista en Psicología Clínica, del Trabajo, de la Educación y Diplomado Superior en Psicología Militar y en Intervención en Crisis, Catástrofes y Emergencias. Lleva dedicado a la Psicología Militar en las Fuerzas Armadas desde el año 1979 y fue uno de los pioneros del 4º Escalón del Servicio de Psicología de las FAS. Rafael Blázquez 
El 4º Escalón comenzó su andadura, dependiendo de la Subsecretaría de Defensa, con la misión, entre otras, de coordinar al resto de Escalones, Centros Regionales y Gabinetes de Psicología de los tres ejércitos y de la Guardia Civil; en un momento en el que la Psicología no era todavía una Especialidad Fundamental dentro de las FAS como ya lo eran, por ejemplo, Medicina, Farmacia o Veterinaria. Más bien, se trataba de una disciplina complementaria. 
En aquellos primeros momentos, debido a esta organización, se podía ser a la vez infante de Marina y psicólogo, de Artillería y psicólogo, etc. Esta doble dependencia daba lugar a conflictos de rol en ciertas ocasiones y por tal motivo, se planteó la necesidad de crear una especialidad fundamental de Psicología, que pudiera resolver estos problemas. Y es a partir de 1999 que la Psicología se constituye como Especialidad fundamental y se incorpora dentro del Cuerpo Militar de Sanidad. 

ENTREVISTA 

Infocop: En primer lugar, nos gustaría que explicara para nuestros lectores y lectoras qué es la Unidad Militar de Emergencias (UME) y cuál es su organización y funcionamiento dentro del cuerpo de las Fuerzas Armadas (FAS). 

Rafael Blázquez: La Unidad Militar de Emergencias fue creada por acuerdo del Consejo de Ministros del 7 de octubre de 2005 y está previsto que en Diciembre de 2008 esté operativa al 100%, con un total de 3.987 militares de los tres Ejércitos y Cuerpos Comunes, repartidos por todo el territorio nacional para intervenir en situaciones de grave riesgo, catástrofe, calamidad y otras necesidades públicas, en estrecha colaboración con las instituciones del Estado y las Administraciones Públicas. Su misión principal es contribuir a la seguridad y el bienestar de los ciudadanos y ciudadanas y preservar el medio ambiente. En definitiva, la UME ha nacido, tal y como reza su lema, Para servir. 
Para ello, esta Fuerza Conjunta, con estructura y naturaleza militar, cuenta con medios materiales y humanos, especialmente adaptados para lograr la máxima operatividad y eficacia en el menor tiempo posible (autobombas, camiones de transporte, vehículos ligeros, maquinaria pesada, cuñas quitanieves, sistemas de comunicaciones de vanguardia, equipos de detección y descontaminación, potabilizadoras de agua, aviones anfibios, helicópteros, perros adiestrados, etc.).
Esta unidad depende orgánicamente del Ministro de Defensa y operativamente del Jefe del Estado Mayor de la Defensa, con dependencias funcionales del Secretario de Estado de Defensa, el Subsecretario y el Secretario General de Política de Defensa, en el ámbito de sus competencias.
Para que los lectores y lectoras de esta publicación se puedan hacer una idea general de la forma de proceder de esta unidad, podría resumir el protocolo de intervención de la siguiente manera: una Comunidad Autónoma solicita la intervención de la UME al Ministerio del Interior, éste, si lo estima conveniente, traslada la solicitud al Ministerio de Defensa, desde donde se ordena la intervención a la UME.
Si la emergencia es de interés nacional (que se denomina de nivel 3), dirige y controla operativamente todas las acciones el General Jefe de la UME, bajo la dependencia del Ministro de Interior. En caso de que la emergencia no se considere de interés nacional, que será lo más habitual, la intervención se lleva a cabo de acuerdo con la normativa de Protección Civil en el ámbito de la Comunidad Autónoma respectiva. Asimismo, como unidad de primera intervención en emergencias, la UME podrá movilizar y emplear medios materiales y humanos de las FAS, si así se requiriera.
Aunque en principio su ámbito de actuación es nacional, no se excluye la posibilidad de intervenir fuera del territorio nacional en operaciones de emergencia o humanitarias, si fuera necesario, a criterio del Presidente del Gobierno. Para más información, el lector puede acceder a www.mde.es/ume/. 

I.: ¿En qué consiste exactamente la figura del reservista voluntario en las FAS y cuáles son sus cometidos principales?

R. B.: Un reservista voluntario es una persona que desea aportar, de forma voluntaria y temporalmente, sus capacidades, habilidades y conocimientos, en las diferentes misiones que llevan a cabo nuestras Fuerzas Armadas, en el cumplimiento de la función que la Constitución les asigna y como respuesta a los compromisos asumidos por el Gobierno.
Puede elegir el Ejército o Cuerpo Común con el que desea colaborar y el período de tiempo que desea dedicar, en función de su disponibilidad y el grado de compromiso que esté dispuesto a asumir, que en principio será de 2 a 3 años, siendo posible renovar su compromiso, siempre y cuando no se supere los 61 años para Oficiales y Suboficiales y 58 años para la Tropa y Marinería.
Así mismo, deberá dedicar un determinado tiempo al año, que puede ir desde una semana (para cursos de reciclaje y perfeccionamiento) hasta un mes (para cursos de formación básica militar o específica). El tiempo de activación para prestar servicio en Unidades, Centros u Organismos del Ministerio de Defensa, en función de las preferencias que haya manifestado en cuanto a áreas de trabajo y cometidos o tareas a desempeñar, su disponibilidad y las necesidades de las FAS, será de al menos un mes al año. 

I.: Somos conocedores de la reciente incorporación de la figura del psicólogo dentro de la plantilla de reservistas voluntarios para prestar servicio en la Unidad Militar de Emergencias. ¿A qué se debe esta incorporación? ¿Qué necesidades se quieren cubrir? 

R. B.: En efecto, en enero de 2008 se aprobó la incorporación de 64 reservistas voluntarios para la UME, de los cuales, cinco plazas estarán destinadas a oficiales psicólogos. Una vez superado el período de formación específica, estos reservistas psicólogos serán activados por un período máximo de cuatro meses, correspondientes fundamentalmente a la Campaña Contra Incendios.
El objetivo principal es que puedan prestar asistencia y apoyo psicológico al personal militar de la UME en general y, especialmente, a los efectivos desplegados para intervenir en las operaciones de extinción y rescate que se lleven a cabo en cada uno de los cinco Batallones de Intervención que la integran, así como a los familiares de las personas afectadas, en caso de que sea necesario.
Además, y de manera puntual, atenderán a cualquier otra víctima o afectado en el escenario de la catástrofe o emergencia de que se trate, o a través de los dispositivos de atención psicosocial que se pudieran constituir, en estrecha colaboración, si fuera requerida su presencia, con los servicios de emergencia de las Comunidades Autónomas, Protección Civil, etc.
Así mismo, se les podrán encomendar otras tareas relacionadas con el asesoramiento psicológico al Mando en materia de Psicología general y de Psicología aplicada al medio militar, así como sobre las estrategias de intervención psicológica en catástrofes y emergencias. Todo ello bajo la supervisión y dirección del Cuartel General de la Unidad en Torrejón, en el que nos encontramos actualmente dos psicólogos en plantilla, el Capitán Eduardo Samper Lucena y yo mismo como Comandante Jefe de Psicología. 

I.: ¿Le gustaría añadir alguna otra cuestión para nuestros lectores y lectoras?  

R. B.: Simplemente, espero que esta entrevista haya servido para aclarar algunas ideas a las personas que leen Infocop sobre nuestra labor dentro de las fuerzas armadas y quedo a vuestra entera disposición en la UME, como reza nuestro lema, Para servir. 
Envío desde aquí un cordial saludo a todos los profesionales y estudiantes de Psicología, que representan el futuro de esta profesión, animándoles a conocer este campo de actuación de la Psicología relacionado con la intervención en catástrofes, desastres y emergencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada